Micronutrientes y el sol

Ya llegaron los días de sol y con esto empezamos cada vez más a aumentar nuestra exposición a los rayos ultravioleta, los cuales tienen diversos efectos en nuestro cuerpo: desde activar la síntesis endógena de vitamina D hasta modificar el tono de nuestra piel (bronceado).

Previo al verano surgen muchas preguntas sobre tips para un buen bronceado, si quieres tener una piel sana y disminuir el riesgo de enfermedades es fundamental tomar acciones para protegernos del foto envejecimiento, es importante que tomes los resguardos necesarios para disminuir los efectos perjudiciales de la exposición constante a los rayos de sol. En este punto la alimentación puede jugar un papel muy importante y en este post queremos hablar de los nutrientes que podrían ayudar a tener un bronceado saludable y duradero para este verano 2022.

Betacaroteno: el rey del grupo, quizás ya has escuchado anteriormente la relación entre este nutriente y el bronceado, el betacaroteno es un tipo de carotenoide que actúa como antioxidante, protegiendo la piel de los radicales libres lo cual ayuda a intensificar y prolongar el bronceado, ya que además se ha estudiado su relación favoreciendo la eficiencia de los melanocitos en la producción de la melanina (este es el “pigmento” que le da el tono bronceado a la piel)

Fuentes: Zanahorias, Mango, Papa camote, Pimientos, Kale, Zapallo, Berros

 Licopeno: Otro tipo de carotenoide que también destaca por su capacidad antioxidante, incluso más potente que el betacaroteno, ideal para prevenir o disminuir los efectos del envejecimiento prematuro y cuidar la piel.

Fuentes: Tomate y sus derivados (pastas, salsas, naturales, etc.), sandia, pimiento rojo, pomelo.

Vitamina C: Una de las vitaminas más utilizadas para el cuidado de la piel, tiene un papel esencial en la producción de 2 sustancias fundamentales en la piel: colágeno y elastina, ayuda directamente a disminuir los efectos perjudiciales de los rayos solares en la piel, pero sin bloquear su efecto bronceador. Además, también tiene acción antioxidante por lo que lo ideal es mantener su consumo constante durante toda la época de exposición solar.

Fuentes: Naranja, frutillas, tomate, limón, kiwi, pimientos.

Agua: ¡Ya sea para bronceado o no, si quieres aprovechar al máximo la calidad de tu piel es imprescindible cuidar los hábitos de hidratación! Si no le das agua a tu cuerpo éste tiene que ingeniárselas para poder obtener el agua que necesita para sus procesos de depuración, desintoxicación, transporte, ¡etc! Si notas que tu piel tiene aspecto opaco y reseco, antes de comprar suplementos o similares sugiero revises tus hábitos de hidratación.