Mitos y realidades de la fruta

“Si como fruta después de las 20:00 hrs engorda el doble”

MITO

Partiendo de la base que ningún alimento nos hace subir de peso por sí solos, es imposible que el aporte nutricional de un alimento cambie según la hora. Ya sea que consumas una manzana a las 14:00 hr o a las 01:00 hr, esa manzana tiene la misma cantidad de calorías y macronutrientes, no hay diferencia. Lo único que podríamos recomendar en cuanto a horarios de alimentación, es que lo ideal es que tu última comida “grande” sea 2-3 horas antes de dormir, ya que no es bueno dormir con el estómago lleno y podría afectar tu calidad de sueño.

“Si soy diabético no puedo comer fruta”, “La fruta es solo azúcar”

MITO

La fruta tiene diferente composición según el tipo de fruta que sea, pero a rasgos generales todas tienen carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales. Dentro de su composición uno de los tipos de carbohidratos que aporta es FRUCTOSA (carbohidrato simple) la cual podríamos llamar “el azúcar de la fruta”. En condiciones aisladas, como si extrajéramos toda la fructosa de la fruta, no podemos negar que es un tipo de “azúcar” o “carbohidrato simple”, pero estando dentro de la matriz de la fruta, acompañada de tantos nutrientes enriquecedores como fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes, etc esta fructosa solo termina siendo el complemento perfecto para otorgarnos energía y disfrutar de esa riquísima fruta. En cuanto a personas diabéticas, en general no es necesario que eliminen la fruta de su alimentación, pero se puede evaluar el controlar la porción según sea el caso.

“Es mejor comerla entera que hecha jugo”

REALIDAD

¡Entre más natural puedas consumirla mucho mejor! Estando la matriz “completa” de la fruta, para nuestro cuerpo es mucho más beneficiosa la absorción de nutrientes y puede aprovecharlos de mejor manera. Esto no significa que tengas que despedirte de jugos naturales o smoothies, pero la recomendación es idealmente añadir las frutas con cascara, ya que en general es ahí donde encontramos la mayor concentración de fibra y ciertas vitaminas,  además no colarlos y consumir todos los trozos que queden en la preparación, ósea “de la juguera al vaso”, sin colar.

“Las frutas fermentan en el estómago”

MITO

Totalmente mito, nuestro cuerpo, específicamente el sistema digestivo, no tiene la capacidad de crear las condiciones necesarias para que ocurra el proceso de “fermentación” de NINGÚN alimento, ya sea fruta o no. Cuando nosotros comemos, en cierto punto el alimento llega a nuestro estómago, donde con ayuda de los jugos gástricos empieza su digestión para posteriormente pasar al intestino delgado, donde seguirá la absorción de nutrientes, etc. Otra cosa diferente es que algunas personas pueden presentar malestar estomacal, hinchazón, etc. luego del consumo de fruta, pero esto no tiene ninguna relación con una supuesta “fermentación de la fruta”, la causa dependerá del caso, pero a rasgos generales casi siempre ocurre en personas con malos hábitos de alimentación o muy bajo consumo de fibra en su dieta.